Misterios del lago Michigan – ¿Triángulo de Michigan?

El océano es muy grande y lleno de muchas maravillas y misterios que aún desconocemos. Pero los mares y  océanos no son los únicos que albergan grandes misterios. El lago de Michigan tiene muchas historias y relatos que lo envuelven en un velo de misticismo; esto ha llevado a comparaciones muy parecidas al famoso Triangulo de las Bermudas, pero en este caso lo llamamos el triángulo del lago Michigan.

El lago de Michigan – Características

A este lago también se le han atribuido desapariciones inexplicables. Como una característica de los lagos de América del Norte, son masivos y este lago. Pero yendo más allá, este es el 4to lago más grande del mundo con un área de superficie de 57.750 Km cuadrados, donde hay mucho espacio para formar su propio triangulo.

Este triángulo se ha formado en la parte inferior del lago, esta área está formada entre Manitowoc, Ludington y Benton Harbor. Es 16 veces más pequeño que el triángulo de las Bermudas, pero los eventos extraños que suceden en esta área no son tan pequeños.

Algunos testigos dicen haber visto un extraño resplandor sobre la superficie, otros dicen que han visto un OVNI en cielo y sobre el lago, además de haberse sentido incómodos al estar en estas zonas.

Desapariciones – Lago Michigan

Primera desaparición – El Griffon

El primer caso que se dio en siglo XVII, cuando los grandes lagos eran un medio de transporte de mercancías para el comercio de muchas zonas. También era una época en que los exploradores trataban de enlazar un paso hacia el noroeste y así conectarse con los océanos Atlántico y Pacífico.

En agosto de 1679, un barco francés llamado le Griffon navegaba a través de estas aguas desconocidas siendo el primer barco de gran tamaño en cruzar por estas aguas. Tenía como misión crear una ruta comercial a gran escala por esta zona. Todo iba bien hasta que comenzó a navegar por este gran lago simplemente desapareció.

En aquellos tiempos, cuando un barco desaparecía, no era considerado como un misterio como lo es el día de hoy. Ya que si no hay medio de recepción de señales como los radares y comunicaciones rápidas como las radios, desaparecer era lo que técnicamente le pasaría a cada nave.

Además, la causa nunca se estableció o se averiguo por completo. Hay quienes dicen que fue debido a una gran tormenta repentina y otros que los responsables fueron comerciantes rivales quienes atacaron destruyendo al barco. E incluso, se estima que hubo una rebelión pero, hasta ahora no hay respuestas reales.

Lo cierto es que nunca se encontraron los restos de este barco. Algunos cazadores de las cercanías dicen haber encontrado este barco, pero nunca fue confirmado. La aparente búsqueda de este barco ha dado con el encuentro de otros que desaparecieron también por esta zona.

Aunque esta desaparición fue solo el comienzo de una serie de eventos inexplicables donde una gran tormenta era la protagonista 

Segunda desaparición – El Thomas Hume

Otra fue en el año 1891, a la goleta Thomas Hume. Esta transportaba grandes masas de madera mientras navegaba junto con su nave hermana, Rouse Simmons, la cual desapareció también en este lago 2 años después. Las dos visualizaron una gran tormenta en el horizonte, pero Rouse Simmons regreso a Chicago mientras Thomas Hume siguió avanzando, esta goleta nunca regreso a su puerto de origen.

La búsqueda de esta nave comenzó de inmediato y duro 120 años sin tener ningún tipo de resultado. Esto hasta el avistamiento de una naufragada en el año 2010, pero nunca se ha conformado que fuese la nave Thomas Hume.

Tercera desaparición – La Rosa Belle

Por otra parte, La Rosa Belle, otra goleta de madera partió desde su último viaje en High Island, dirigiéndose a Benton Harbor en 1921, y que por causas extrañas tampoco llegó a su destino siendo encontrada más tarde a la deriva en las aguas de este lago luego de ser arrastrada por una gran fuerza.

Al parecer, esta goleta habría sufrido grandes daños como si algo se hubiese estrellado contra ella en su recorrido, pero lo curioso era que no hubo ningún barco más en el rumbo en que navegaba este gran barco. Se encontró solo este barco sin tripulación y jamás se supo de estas personas.

Desaparición a bordo – Mac Farland

 El 20 de abro de 1937, el capitán George R. Donner, comandaba un gran carguero llamado Mac Farland. A través del hielo, una noche donde nevada y se sentía una terrible tensión después de atravesar el hielo y entrar sobre aguas seguras. El capitán Donner decidió tomar un descanso después de haber pasado por la tensión de la nevada y antes de atracar a en Port Washington, le pidió a su tripulación que no lo molestara hasta que llegaran al destino. Entró a su cabina y la cerró por dentro.

La tripulación lo llamó para avisarle que habían llegado al puerto, pero el capitán no respondía. Aterrados por este silencio entraron a la fuerza a la cabina y con la sorpresa de que el hombre no estaba allí.

Después de una búsqueda minuciosa por cada lugar y rincón de la nave, no se encontró rastro del capitán George Donner hasta el día de hoy. El misterio de la desaparición de este capitán aún no tiene una respuesta lógica que sea creíble.

Misterios en el Lago Michigan en tiempos más recientes

Con el inicio de estos tiempos modernos pareciera que los misterios fueran disminuyendo. Las tecnologías y la eco localización ha sido un gran avance para que los expertos encuentren naufragios, entre ellos los dispositivos GPS y los guardacostas con actualizaciones sobre los estados del tiempo. Ahora los buques son más fuertes y seguros que nunca.

Por otra parte, cuanto más segura es la época en que vivimos más explicables son las situaciones cuando algo sale mal, y cuando los dispositivos y la tecnología no puede explicar lo que no se entiende, termina siendo un sentimiento aterrador.

Desparición del vuelo 2501

En 1950 en esta oportunidad no le sucedió a un barco sino a un avión. El vuelo 2501 de Northwest Orient Airlines, despego de New York y se dirigía a Seattle cuando el avión volada sobre el área del triángulo del lago Michigan. Un informe preocupante provino de uno de los pilotos solicitando un descenso a 762 metros debido a unas descargas eléctricas en el aire.

Después de esto el avión no se vio más en el radar parecía que este vuelo se había encontrado con una tormenta, el avión se averió para luego caer sobre el lago.

A pesar de todos los esfuerzos que se hicieron para encontrarlo, no hubo éxito. Los sonares no señalaron nada, y los buzos que buscaban debajo del agua solo encontraron unos trozos de escombros pequeños. El cuerpo de este avión nunca fue hallado, y la causa del accidente también se convirtió en un misterio más sobre esta zona.

Según un informe 2 policías, vieron una extraña luz roja flotando sobre el lago exactamente el mismo día en que desapareció el avión. Esta luz permaneció por tiempo aproximado de 10 minutos para desaparecer después. 

Es posible que lo que vieron pudo haber sido un espectro rojo, un tipo de rayo producido por una descarga eléctrica positiva en lugar de una negativa, lo que es normal en un rayo. Pero estas aparecen en áreas muy por encima de las tormentas. Aún se desconoce cómo esto podría estar relacionado con la desaparición del vuelo 2501, aunque recientemente los esfuerzos de búsqueda han sido retomados por caza tesoros

¿A qué se deben las anomalías en el Lago Michigan?

La anomalía del triángulo de este lago, su existencia y sea cual fuera este fenómeno sigue siendo una gran interrogante por despejar y conocer en el mapa de los Estados Unidos, y se va complicando más a medida de que los descubrimientos se van desarrollando.

Solo el tiempo en que se ha dedicado a estas investigaciones y la cacería de pistas nos dirán cuántos de estos extraños casos van apuntando a los misterios de esta región del lago y cuantos de ellos han podido ser errores o trágicos destinos que coinciden. 

 

 

La entrada Misterios del lago Michigan – ¿Triángulo de Michigan? se publicó primero en Misterios y Enigmas del Mundo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*